Comunicado de apoyo a Occupy Wall Street

Desde la Asamblea del Barrio Salamanca/Plaza Dalí del Movimiento15M queremos haceros llegar nuestro más sincero mensaje de ánimo y nuestra más firme resolución de seguir en la lucha, pese a la distancia, a vuestro lado.

Tras ver las brutales represiones policiales que habéis sufrido y soportado habéis conseguido dar un buen ejemplo más de resistencia no violenta. Hemos de felicitaros por vuestra actuación. Pero no sólo por vuestro proceder a la hora de recibir los golpes. También a la hora de despertar conciencias. No habrá spray de pimienta suficiente para acallar las voces, ni a las convicciones, que desde ambos lados de Atlántico, están resurgiendo y levantándose en contra de la fuerza deshumanizada que les oprime. No hay imperio capaz de acallar al futuro.

Queremos daros el más fuerte mensaje de unión y ánimo para los compañeros y compañeras apresados, agredidos, vejados, amenazados e intimidados. Pasando estos a la enorme lista de luchadores a los que se habrá de nombrar cuando la victoria, el cambio, sea al fin nuestro.

Habéis luchado y lo seguís haciendo con el mismo ímpetu, dedicación, calor, convicción y esperanza que ennoblece estos levantamientos populares de carácter mundial que se vienen sucediendo desde la denominada Primavera Árabe, donde otros muchos compañeros han muerto. Es por ello, que ahora más que nunca, nos reconocemos ante vosotros y ante todos como hermanos. Como compañeros que juntos avanzan imparables hacia un cambio social mundial, donde el capitalismo y sus desastrosas consecuencias no sean más que un triste recuerdo.

Desde el 15 de Octubre hemos visto nuestros lazos revolucionarios, comunicativos y humanos más unidos que nunca. Nos enfrentamos a un enemigo mundial que sólo será plenamente vencido si unimos nuestras voces, herramientas, proyectos y fuerzas.

La responsabilidad es enorme y la victoria no es más que el comienzo de una nueva etapa en la evolución del ser humano.  La historia no podrá ignorar lo que venimos haciendo. Nuestros hijos disfrutaran o sufrirán aún más que nosotros las consecuencias de nuestras decisiones. Por esto os animamos a seguir tejiendo la red de comunicación y acción que desde los cuatro puntos cardinales venimos forjando. Y que sin duda usaremos en el futuro para la reconstrucción de nuestro mundo. Tan sólo la coordinación y el trabajo a escala mundial entre países serán suficientes para ver conseguidos nuestros anhelos finales conjuntos: la libertad y el porvenir humanos por encima de los intereses económicos. Cada país realizará su trabajo a escala local, pero llegará el momento que tendremos que organizarnos a escala mundial para poder seguir en la lucha.

Es nuestro deber, y así os lo hacemos saber, no olvidarnos jamás de que permanecemos unidos en esta lucha global por la dignidad humana. Las victorias y los sufrimientos de unos son los de todos y todas. Más allá de compartir ideales, repulsas y exigencias nos acompañamos y acompañaremos hasta el final, cualquiera que sea el resultado.

Asamblea de Plaza Dalí

Esta entrada fue publicada en Noticias y comunicados. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *